icono-ParaConcentir

Estas galletas de mantequilla con miel son perfectas para la merienda o incluso el desayuno. Es una receta muy sencilla y con la que consigues unas galletas realmente sabrosas. En casa son unas de las favoritas de todos.

Ingredientes:

  • Azúcar glass, 125 gramos
  • Harina, 125 gramos
  • 1 huevo mediano
  • Mantequilla, 125 gramos
  • Miel

Preparación:

La miel es un ingrediente que aporta un sabor muy característico, además de aportar interesantes nutrientes a nuestro organismo. Si te gusta la miel, seguro que disfrutarás con esta receta de galletas de mantequilla a la que le añadimos la miel para potenciar su sabor. Además son unas galletas un tanto más esponjosas que las clásicas gracias al empleo de la miel. Vamos con la receta. Para comenzar a hacer estas galletas de mantequilla debes tener previamente fuera de la nevera tanto el huevo como la mantequilla, para que estén a temperatura ambiente en el momento de usarlos. En un bol amplio mezclamos la mantequilla con el azúcar glass, la miel y el huevo. Bate esta mezcla muy bien, preferiblemente con la ayuda de unas varillas, para que sea más fácil mezclarlos y para que la mezcla sea más homogénea.

Cuando esté hecha la mezcla, añade la harina, las especias que te apetezca echar (sólo un toque) y amasa con las varillas para obtener una masa espesa, que no debe quedar demasiado pegajosa.

Cuando esté bien mezclado, saca las varillas y amásalas un poco más con las manos, aplastándola y estirándola.

Envuelve la masa en papel de horno y déjala reposar un buen rato en la nevera, por lo menos una hora, para que se compacte bien, lo que nos ayudará luego a cortar las galletas de forma más sencilla.

Cuando pase ese tiempo y vayas a sacar la masa, precalienta el horno a 190 grados, para que alcance esa temperatura cuando tengamos las galletas listas para hornear. Extiende la masa en una superficie enharinada y con ayuda de un rodillo estírala hasta darle el grosor apropiado para las galletas, de unos 5 o 6 milímetros.

Usa moldes para cortar la masa y sacar las galletas con variadas formas. Ponlas en una bandeja apropiada para horno y cubierta con papel de horno en la base. Hornéalas durante unos 13 ó 14 minutos, y comprueba que tus galletas estarán listas para sacar. Tienen que estar doradas, un poco más oscuras en los bordes y menos por el centro. Sácalas y déjalas enfriar sobre una rejilla, no la dejes en la bandeja porque la parte de abajo mantendrá el calor.

Puedes preparar un chocolate caliente para mojar las galletas a la hora de comértelas. Es un complemento perfecto para una merienda apetitosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no sera publicada. Campos requeridos *

Usted puede utilizar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

limpiar formularioEnviar