En muchas reuniones con familiares y amigos, la parrilla es la protagonista del momento. Por eso, queremos compartir contigo estos consejos para que tus parrilladas sean las mejores. ¡Con organización y planificación es posible!

  • Usa un buen carbón. La proporción es de 1 kg de carbón por cada kg de carne.
  • Para el fuego puedes poner el carbón sobre la parrilla y debajo, encender unas hojas de papel de periódico. Añade las bolas de papel hasta que el carbón prenda bien. Si notas que saltan muchas chispas debes agregar más carbón.
  • Espera que el carbón se haya convertido en brasas para poner la carne en la parrilla. Puede tardar aproximadamente 30 minutos.
  • Es importante que la parrilla cuente con colector de grasa. De no ser así ubica la zona grasosa de la carne hacia las orillas o donde no caigan directo a las brasas.
  • No pongas la carne cuando aún haya llamas altas porque sólo conseguirás que la carne se queme o que tenga un sabor amargo.
  • Debes tener en cuenta el orden de cocción de la carne. Lo primero que se pone en la parrilla son las vísceras, después el pollo y al final la carne de vaca.
  • Si vas a asar pollo es recomendable que antes lo pongas en agua hirviendo por 3 minutos, para que tenga mejor cocción y antes de tirarlo a la parrilla échale unas gotitas de limón.
  • En el caso de la carne de cerdo debes ser mucho más cuidadoso porque se descompone con facilidad. Cuando la saques del refrigerador, marínala y ponla en la parrilla inmediatamente.
  • Echa sal gruesa antes de empezar la cocción.
  • Las carnes de cocción rápida se salan en el momento de darles vuelta.
  • Pon los cortes más gruesos en el lado más caliente de la parrilla y échales sal sólo en el lado que va al fuego. Luego de unos minutos trasládalo a un lugar menos caliente. Repite el proceso cuando los voltees.
  • No voltees la carne más de una vez.
  • Los chorizos o longanizas quedan mejor asados si los ubicas en las orillas de la parrilla.
  • Una buena parrillada necesita tiempo para estar listo, no trates de apresurarlo agregándole más calor.
  • Deja reposar la carne en un lugar tibio, unos 10 minutos aproximadamente antes de cortar.
  • A la hora de servir, hazlo en porciones pequeñas para que tus invitados coman caliente.

Ahora, ¡a disfrutar de tu exquisita parrillada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no sera publicada. Campos requeridos *

Usted puede utilizar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

limpiar formularioEnviar