• 1-Si aspiras un arroz blanquísimo, añade unas gotas de limón al agua. El resultado será un arroz blanco, suelto y bonito.
  • 2- ¿Eres principiante en la cocina y quieres lucirte con una paella o un arroz con pollo?

Prueba hacerlo al horno. Realiza todo el proceso sobre el fogón, sofríe los vegetales y aliños. Saltea las proteínas, agrega el arroz el agua y llévalo al horno cubierto con papel aluminio. Tendrás un arroz suelto y soñado.

  • 3- ¿Sabes cómo aprovechar un arroz blanco del día anterior?

Muy fácil. Vierte un chorrito de aceite en un sartén de teflón, saltea cebollín, pimentón y zanahorias. Añade cualquier proteína (pollo, chorizo, chuleta ahumada o cochino en cubos pequeños). Una vez cocidos, incorpora el arroz y dale un toque de salsa de soya. Revuelve y sirve muy caliente. Tendrás un arroz frito y maravilloso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no sera publicada. Campos requeridos *

Usted puede utilizar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

limpiar formularioEnviar