Por: Mariángel Paolini. Químico y MSc. Ciencia de los Alimentos / @cocinasegura

Es cada vez más frecuente que tanto niños como los adultos, lleven sus comidas a sus respectivos lugares de estudio y de trabajo. La lonchera es un excelente medio para hacernos cargo de lo que comemos, no obstante, no sólo basta con ocuparnos de los alimentos que vamos a empacar sino también de los recipientes que vamos a utilizar.

Me confieso fanática de la lonchera, estoy convencida que si más adultos usáramos lonchera tendríamos menos enfermedades asociadas con hábitos inadecuados de alimentación, menos sobrepeso y diabetes entre otras, pues como requiere dedicación, podríamos practican con más frecuencia la alimentación responsable.

Cuando nos hacemos responsables de lo que comemos, bien sea eligiendo alternativas más saludables, calculando las porciones adecuadas a mi estilo de vida, respetando los horarios y dedicando el tiempo necesario para ese momento sagrado de comer, créame que el cuerpo lo agradece enfermándose menos y respondiendo con mayor vitalidad.

A través de mis hallazgos al investigar las mejores prácticas para preparar, empacar y mantener la lonchera segura, he descubierto que los envases tienen papel protagónico en el éxito de la lonchera, no sólo en aquellas situaciones en las que buscamos mantener el peso saludable, sino también en la prevención de enfermedades transmitidas por alimentos. Así que a continuación encontrará 5 datos que debe saber de los recipientes en los que envasa sus alimentos para llevar en la lonchera:

  • Las porciones pueden parecer pequeñas: Sólo basta con hacer un sencillo ejercicio: sírvase un plato de comida con el que usted sepa que quedará satisfecho, léase “satisfecho” y no “lleno” o “repleto”. Seguidamente, tome los recipientes que normalmente usa para empacar los alimentos que lleva en su lonchera todos los días, le sorprenderá encontrar que la mayoría quedará parcialmente lleno, incluso podrían lucir hasta vacíos y aplica para grandes y chicos. Uno de los beneficios al hacer este ejercicio es que tendrá una referencia visual para que en la próxima ocasión, usted administrar mejor el tamaño de las porciones de lo que come y evitar una sobrecarga de calorías que posiblemente no podrán usar y que irremediablemente almacenará en forma de grasa.
  • No todos los materiales son aptos para almacenar alimentos: Le sorprendería saber cuántas personas almacenan diariamente sus alimentos en recipientes no aptos. Tenga en cuenta que por varias horas sus comidas están en contacto directo con ese material que podría enfermarle severamente. Algunos alimentos pueden erosionar el material (por ejemplo, los recipientes de aluminio tienden a ser muy sensibles a alimentos ácidos) y en pocas horas hacerle consumir una concentración importante de material altamente tóxico. Si quiere saber si sus recipientes son aptos para almacenar alimentos, ubique este símbolo rotulado en alguna parte del recipiente:Los recipientes de acero y vidrio son ideales pues son amigables con el medioambiente, sin embargo, no siempre son una opción, por ejemplo, en la mayoría de los colegios no est´na permitidos los de vidrio por el riesgo que podría representar, por lo que un buen recipiente de plástico puede cumplir con la labor de mantener sus alimentos durante varias horas.
  • No todos los plásticos se pueden usar para recalentar: Los recipientes de plástico no fueron diseñados para recalentar en el microondas; ese uso se les dio tiempo después en virtud que era el único material que cumplía con los requisitos (sin contenido de metales). En tal sentido, le recomiendo buscar el este símbolo en la parte posterior de sus recipientes y estar completamente seguro que se pueden usar para recalentar:Por tal motivo es importante que usted aprenda a elegir el recipiente que mejor se adapte al uso que le dará en la cocina y en la lonchera. Para esta última, le recomiendo los recipientes libres de BPA (Bisfenil A) un ingrediente que se adiciona a los plásticos para mejorar su desempeño durante su elaboración, pero que ya hoy sabemos que a muy baja temperatura podría migrar a sus alimentos y enfermar severamente. En el mercado existen 7 tipos de plásticos y de ellos 4 son libres de BPA. Mi recomendación entonces es revisar el tipo de plástico con el cual fueron fabricados sus recipientes y elegir para la lonchera, aquellos que no contienen este peligroso aditivo. En la siguiente imagen usted podrán identificar a aquellos adecuados en color verde.
  • Cambie los recipientes de plástico a la primera señal de deterioro: Aunque parece que durarán para toda la vida, los recipientes de plástico son suceptibles a deterioro en especial aquellos que se usan para recalentar diariamente o si los usa para comer directamente. Tenga en cuenta que al calentar y enfriar de manera sistemática todos los días, estamos sometiendo al plástico a condiciones extremas. Esto puede ocasionar que el recipiente se deforme, los sellos de las tapas pierdan efectividad o que el material cambie de color como señal de cambios nos deseados en el material con el que fue elaborado. El uso de los cubiertos, especialmente los cuchillos, puede deteriorar rápidamente el plástico y podrían ser un buen reservorio para microorganismos que podrían enfermarle severamente. Es por ello que en haras de extender su vida útil, use los recipientes sólo para transportar y recaliente en platos de cerámica o porcelana que son muy resistentes a estos cambios de temperatura.
  • Evite rellenar las botellas de agua: Puede resultar una alternativa económica y  práctica rellenar varias veces la botella plástica para el agua, sin embargo, tenga en cuenta que podrían ser las responsables de severos trastornos gastrointestinales. En primer lugar, tenga en cuenta que las botellas PET que usan las embotelladoras de agua, han sido fabricadas para un solo uso, por lo tanto suelen ser susceptibles a roturas o a deterioro por contacto. No obstante, el mayor de los riesgos es microbiológico, pues los restos de saliva que usted deja en la boca de la botella entra en contacto con el líquido y da paso al desarrollo de microorganismos que podrían causar enfermedades. De igual forma, los restos de labial, de líquidos distintos al agua como jugos o té, también hacen ambiente propicio para el desarrollo de bacterias y otros microorganismos, responsables de una serie de enfermedades. Así que si decide reusar una botella de agua, recuerde lavarla bien con agua y jabón.

One thought on “5 datos que debe saber sobre los recipientes para almacenar sus alimentos

  1. Marysabel Gil

    Gracias por esa valiosa información que yo desconocía. Seleccionaré mejor los envases de comida para cuidar mi salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no sera publicada. Campos requeridos *

Usted puede utilizar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

limpiar formularioEnviar