Por Sofía K. Rodríguez M. Nutricionista

Hemos visto que hacer una lonchera para tu hijo que sea nutritiva, atractiva, fácil  y sobretodo saludable, necesitamos preparar nuestro propio plan de acción para el éxito:

  1. ¿Qué necesita mi hijo en su lonchera? ¿Sólo desayuno, sólo merienda o alguno de estos + almuerzo?
  2. ¿Qué le gusta a mi hijo/hija Vs lo que sé que necesita?
  3. ¿Cómo voy a organizar la lonchera de la semana de mi hijo/a para ofrecerle una alimentación variada y saludable?
  4. ¿Qué tengo en mi casa, qué puedo conseguir en el mercado y cuándo voy a hacer las compras?
  5. ¿Qué le voy a preparar y cómo lo voy a preparar?

Muchas veces no tomamos en consideración que lo que vayamos a prepararle a nuestros hijos tiene que mantenerse fuera de una nevera o que no podrá ser recalentado, usualmente esto ocurre con los desayunos y meriendas. Por lo tanto, así como es importante que lo que le preparemos a nuestro hijo/a sea adecuado y saludable para su edad, sus necesidades y preferencias, debemos recordar que es igual de importante que esos alimentos sean seguros para su consumo, es decir, que no se vayan a dañar o contaminar o perder sus propiedades nutritivas antes de que sean consumidos, allí es donde entra el papel de “CÓMO VOY A PREPARAR LOS ALIMENTOS PARA LA LONCHERA DE MI HIJO”.

En otros artículos del blog hemos visto recomendaciones y tips para la conservación de alimentos, lo que vamos a presentar ahora es cómo poner en práctica esas recomendaciones, para asegurarnos que esa lonchera tenga alimentos que sean seguros y saludables.

  • FRUTAS: Como las frutas son un elemento fundamental en la lonchera, escoge frutas con protección, por ejemplo: cambur, mandarina, durazno, manzana, etc. De esta manera se van a conservar mejor, si en cambio a tu hijo no le gusta la “concha” de la fruta, lo que puedes hacer es preparar una pequeña ensalada agregándole un poco de jugo de limón y guardándola en un envase hermético. Trata de evitar enviarle jugos porque suelen dañarse un poco cuando no están refrigerados y sabemos que los jugos pasteurizados no son los más recomendables.
  • BEBIDAS: Asegúrate que en la lonchera de tu hijo/a siempre tenga su envase con agua, ya que es la bebida que de verdad necesita para hidratarse. Puedes comprarle un envase/cooler/termo que ellos mismo escojan para que sean atractivos para que lo utilicen sin problema.
  • LÁCTEOS: Usualmente enviar leche al colegio no es muy buena idea porque no se puede refrigerar, una opción un poco más segura es el yogur ya que está envasado y tiene un poco más de durabilidad, sin embargo, te recomiendo que sea lo primero que se coma tu hijo, ya que alrededor de las 2 horas afuera de la nevera ya empiezan a dañarse.
  • PROTEÍNAS O “RELLENOS”:
    1. El queso es un producto que puede utilizarse muy bien como relleno, evita utilizar aquellos “muy frescos” como telita, de mano, mozzarella fresca, prefiere aquellos pasteurizados o más secos.
    2. El jamón y la salchicha son productos que se mantienen bastante bien fuera de refrigeración, sin embargo, te recomiendo que sean utilizados de forma ocasional ya que son alimentos procesados muy altos en sodio, utilízalos 1 vez a la semana.
    3. El huevo es una buena opción y  muy nutritiva si lo utilizamos en forma de tortilla u omelett, también para la preparación de panquecas o si a tu hijo/a le gusta en forma de huevo cocido. Hacer una tortilla de papa con vegetales pudiera ser una muy buena opción de almuerzo para tu hijo.
    4. Carne o pollo: utilizarlos en forma mechada o molida suele ser la opción más segura, pero te recomiendo que si tu hijo/a no puede calentar la comida, los utilices nada más en el desayuno y no tanto en el almuerzo.
  • ALMIDONES: Usualmente estos productos (arepa, pan, galletas, panquecas, etc) se mantienen bastante bien fuera de refrigeración, usualmente las frituras son  las que tienden a dañarse con mayor facilidad, ya que el aceite suele ponerse rancio. Por lo que te recomiendo que las guardes en envases adecuados y no le ofrezcas frituras todos los días.

Otros aspectos importantes para la conservación son:

  • Separa los crudos de los cocidos: esta es una recomendación clave, de esta manera se evita la contaminación cruzada y además, se evita el daño precoz de esos alimentos. Para ello, utiliza envases diferentes para conversar cada uno.
  • Utilizar los envases o recipientes adecuados:
    1. Envases de vidrio: generalmente se recomienda utilizar envases de vidrio ya que conservan mejor sin riesgo de contaminación, sin embargo suelen ser más pesados.
    2. Envases de plástico: pudieras buscar envases de plásticos que sean libres de BPA, herméticos y fáciles de abrir para tu hijo/a.
    3. No utilices envases reciclados: evita utilizar potes o bolsas de otros productos ya que no son los más adecuado para conservar alimentos.
    4. Si vas a utilizar papel aluminio: utiliza la parte brillante en contacto con el alimento, evita utilizarlo de manera frecuente.
    5. Recuerda: no guardar adecuadamente los alimentos, no sólo favorece el deterioro acelerado sino que puede poner en riesgo la salud de tu familia.

Conversa con tu hijo/a y tu familia sobre los alimentos que vas a preparar en su lonchera, hazlo partícipe de su alimentación, negocien juntos lo que vas a preparar, invítalo a ser tu asistente de cocina en los alimentos que él mismo se va a comer, busquen nuevas recetas para utilizar ingredientes conocidos, sean creativos y varíen la manera de presentar los alimentos, recuerda que uno come con los ojos y los niños aún más. Que la lonchera sea un punto de encuentro para hacer que su alimentación sea nutritiva, divertida y ahora ya sabes cómo hacerla segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no sera publicada. Campos requeridos *

Usted puede utilizar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

limpiar formularioEnviar