Ya las vacaciones llegan a su fin y la vuelta a clases es inevitable, sigue estos tips para que la vuelta a la rutina sea lo más amigable posible

  1. Descansar: En vacaciones los niños tienden a dormir unas 3 horas más de lo que les permite el horario escolar, así que lo recomendable es reducir gradualmente, unas semanas antes del inicio de clases, tanto la hora para ir a dormir como la hora para levantarse.
  2. Visualizar: Habla con tus hijos todo lo que puedas sobre el regreso a clases, recuérdales las cosas que les gustan sobre el colegio y así se irán preparando mentalmente para la vuelta a la rutina. Hablar y visualizar ayuda a que se pierda el “misterio” sobre el tema, el miedo que puede causar lo desconocido.
  3. Organizar: Intenta planear las comidas de toda la semana, aunque sea una tarea algo tediosa agilizará mucho las mañanas caóticas, por lo menos ten una idea de qué prepararás para el desayuno, el almuerzo, las meriendas y la cena. Esto te ayudará a organizar las compras de los ingredientes e incluso puedes hacer preparaciones y congelarlas, para que en esos momentos de apuro solo tengas que descongelar.
  4. Desayunar: Un cuerpo no terminará de “arrancar” jamás si no desayunó. La cena, por muy abundante que sea, no es suficiente. Un nuevo día exige nuevo combustible. Si tu hijo es de esos que se levanta sin ganas de comer algo sustancioso, ten a mano frutas o cereales, algo para que coman antes de salir de casa o camino al colegio.
  5. Anticipar: Prepara la noche anterior todo lo que puedas y evita el caos de las mañanas. Deja listos los uniformes y los bolsos con todo lo que necesitarán para el día siguiente.