Por María E. Velazco

 

Uno de los materiales más utilizados en nuestro día a día es el plástico, pero para el medio ambiente, es una grave amenaza porque demora años en degradarse, incluso se estima que tarda unos 180 años en descomponerse, aunque este periodo depende del tipo de plástico.

Es fácilmente moldeable, moderadamente resistente y se puede utilizar para fabricar casi cualquier cosa. Después del vidrio, es el material que más tiempo tarda en degradarse, ya que estas botellas están hechas con petróleo y carbón que no se disuelven. Muchas veces las tenemos en casa sin saber qué hacer con ellas. En algunas ocasiones las acumulamos para reciclarlas, pero no le encontramos mayor utilidad. Sin embargo, aquí te presentaremos algunas ideas para darle un divertido y práctico uso a este material para que además tu hogar luzca agradable y 100% ecológico.

Juguetes reciclados con botellas de plástico

Las botellas de plástico también pueden servir como materia prima para crear estupendos juguetes. Lo mejor de todo es que conseguirás que los más pequeños se distraigan y se diviertan muchísimo haciéndolos. Puedes utilizar envases de detergente para crear casitas o utilizar botellas de agua para hacer coronas, un tren algo diferente, caballos, muñecos o incluso un disfraz de hombre cohete.

Organiza tu casa con botellas de plástico

Existen muchas ideas creativas para reciclar y decorar tu casa de la forma más original. Las botellas de plástico, por ejemplo, pueden servirte para hacer un original envase donde guardar los cepillos de dientes. Con esta idea cada miembro de la familia tendrá su lugar donde guardar el cepillo de dientes. ¡Así no habrá confusiones! ¿No te parece práctico?

El reciclaje con botellas de plástico también puede servir para organizarte el escritorio y el tocador.

Cierres herméticos

Los picos de las botellas de plástico también pueden servir para cerrar herméticamente las bolsas donde guardas los alimentos.

Huerto vertical

Con esas botellas de plástico que a veces estorban en casa podemos realizar un tierno huerto vertical donde podemos cultivar pequeñas hortalizas o incluso hierbas aromáticas como tomillo, romero, menta, etc. La idea es muy interesante, simplemente colocando botellas de plástico boca abajo, haciendo unas perforaciones en la base, con el fin de que puedan encajar unas en otras y un agujero en el tapón, para que el agua de sobra vaya regando la siguiente botella. Para terminar, colocamos una última botella boca arriba con el fin de recoger toda el agua sobrante que podremos volver a utilizar. Ya no hay excusa para no tener un huerto en casa.

Ahora tienes algunas sencillas y prácticas ideas para darle una mejor utilidad a esas botellas de plástico que te sobren en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no sera publicada. Campos requeridos *

Usted puede utilizar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

limpiar formularioEnviar