Por María E. Velazco. Periodista

Llega la época de vacaciones y muchas veces no sabemos que actividades haremos para que nuestros niños se diviertan y aprendan. Existen proyectos prácticos y ecológicos para que los más pequeños inviertan su tiempo y, además puedan compartir con toda la familia.

Precisamente hablaremos acerca de la creación de un huerto en casa, una actividad que dará a tu familia grandes satisfacciones y aportará alegría y color a tu hogar. Además de ser una labor muy atractiva, ayudará a los niños a entender el crecimiento de las plantas y a adquirir responsabilidades en cuanto a su cuidado.

Si tienes un patio amplio, no habrá mayores problemas para desarrollar este proyecto. Pero si vives en apartamento y no cuentas con un espacio de tierra suficiente, la solución es muy simple; estos huertos caseros pueden ser construidos con materiales reciclados tales como cajones, armarios viejos. También puedes construir las macetas con garrafas y botellas de plástico vacías.

Para el espacio recuerda tomar en cuenta dos cosas: iluminación y agua. Debe ser un lugar soleado, que cuente con luz natural el máximo de horas posibles al día. También con una toma de agua cercana, aunque esto no es del todo imprescindible, te ahorrará tiempo y esfuerzos a la hora de regar.

En función del espacio del que dispongas, puedes montar dos tipos de huerto: horizontal y vertical. El primero se construye con macetas colocadas una al lado de otra, ideal para plantas ornamentales o flores; el segundo se organiza en distintos pisos. Esta modalidad, además de ahorrar espacio, te permitirá trabajar con mayor comodidad.

¡Ahora es momento de elegir las plantas! Ten en consideración que en un cajón no podrán cultivar especies muy grandes, por lo que escoge semillas adecuadas para el espacio con el que cuentas. Pon a tus niños a jugar con algo de tierra y deja que ellos creen los surcos para colocar las semillas.

Elaborar estos pequeños jardines caseros es para los niños toda una experiencia inigualable porque aprenden sobre la naturaleza de forma práctica, y entran en contacto directo con la realidad del medioambiente. Les ayuda a asumir  responsabilidades y así puedes encomendarles tareas caseras.

Tener un huerto en casa también es un beneficio para nosotros: si cultivamos nuestras verduras y hortalizas podemos llevar a la mesa los frutos de las plantas que hemos cuidado con tanta dedicación. Esta actividad será una experiencia única e inigualable, que te permitirá ahorrar en gastos y te ayudará a crear nuevos lazos con tu familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no sera publicada. Campos requeridos *

Usted puede utilizar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

limpiar formularioEnviar